fbpx

¡Hola!

Soy María Largo

Y hace unos años me reinventé.

No sé si has oído esta palabra antes, pero básicamente significa que un día me planté y di un vuelco a mi vida profesional.

Dejé mi trabajo estable de consultora en la empresa en la que llevaba casi 10 años y me lancé a emprender en el mundo digital primero trabajando como trafficker (no te asustes, es el nombre que se inventó alguien para referirse a un “experto en hacer campañas publicitarias en redes sociales”) y luego como diseñadora web, creadora de academias, membresías, herramientas de Email Marketing y un montón de cosas más.

Sin embargo, nunca estaba “satisfecha”.

Seguía buscando ESO que me hiciera vibrar, ESO que da sentido a mis horas de trabajo y ESO de lo que no podría parar de hablar.

Y por fin, lo he encontrado.

 

Yo no sé si tú también te has reinventado y has montado un negocio de casa rural porque tu sueño era vivir en el campo.

O si empezaste todo esto para ganarte un dinerillo extra con una casa que tenías, pero no usabas mucho.

O, incluso, puede que hayas acabado en esta página y el negocio no sea directamente tuyo.

En cualquier caso, de lo que estoy segura es de que si estás en esta web es porque ese pequeño negocio, sea quien sea el “dueño oficial”, es importante para ti y quieres que prospere.

Yo también tengo una casa rural.

Bueno, no, en realidad es de mi madre, pero la considero mía, para qué te voy a engañar.

Y es que al final, lo que es bueno para mi madre, también lo es para mí.

Y si de un modo u otro yo puedo aportarle algo para que le vaya mejor, pues aquí estoy para lo que necesite.

Esto último no lo digo por decir, lo digo de forma literal.

En la casa rural de mi madre todos echamos una mano en lo que podemos, incluidos por supuesto mi marido y yo, que llevamos toda la parte técnica y la presencia digital del negocio.

Que los 2 seamos informáticos hace que tengamos facilidad para ciertas cosas y nos gusta ayudar con toda esta parte, pero ahora que estoy metida en todo esto sé que puede ser un gran dolor de cabeza (y de bolsillo) para muchas personas.

Y justo eso es lo que quiero evitar.

Quiero ofrecerte también a ti toda la ayuda que le doy a mi madre.

Quiero que tu negocio prospere, que le saques el mayor rendimiento posible y que esa ilusión con la que empezaste este proyecto no se la coman los dolores de cabeza.

Y para ello, he creado algo que nadie más ofrece.

No existe en el mercado.

Está explícitamente pensado para solucionar los problemas que tenía mi madre (y por lo tanto, el resto de dueños de casas rurales).

Porque sé lo que es depender de las grandes plataformas de búsqueda para poder tener clientes, lo que cuesta gestionarlas, sincronizar los calendarios, estar pendiente de cambiar los precios y actualizar tarifas, contestar mensajes y tener un montón de fotos en el móvil para poder publicar en los grupos de Facebook cuando ves que se acerca el próximo puente y tu casa todavía sigue libre.

Y porque sé también lo que te aporta tener tu propia página web profesional con un buen sistema de reservas integrado.

El cambio y la libertad que supone poder decirle a la gente que te llama por teléfono eso de…

“Por favor, comprueba la disponibilidad en mi página web, que allí está todo actualizado.”, en vez de ir con la libretilla y el calendario a todas partes.

O tener la libertad de publicar en los grupos de Facebook algo como:

“¡Todavía puedes reservar tu casa rural para este puente! Ve a nuestra página web y reserva cómodamente sin intermediarios”.

Listo, se acabó tener que mirar cada 2×3 el móvil para ver si alguien te ha mandado un mensaje privado, responder comentarios sobre la disponibilidad en cualquier otra fecha que no es ese puente o explicar cuál es el precio del alquiler de tu casa para 4 adultos y 3 niños. 

Cuando después de un par de meses te paras, analizas y ves que la mitad de las reservas de tu alojamiento se hacen directamente en tu página web, sientes una satisfacción increíble y además notas que te pesa más el bolsillo (dichosas comisiones…).

Vale María, pero estoy en la página del “Sobre mí” y no me has contado casi nada de ti.

Sorry, ya te he dicho que por fin había encontrado ESO que me emociona y de lo que no puedo parar de hablar…

Pero lo entiendo, así que te cuento algunas curiosidades personales.

¿Quieres saber algo más de mí?

“Vosotros os vais un par de añitos allí y cuando se arregle esto, os volvéis”.

Eso lo dijo mi suegra cuando nos vinimos a vivir a Alemania a primeros del 2012.

He pasado media vida con mi ahora marido, Dani.

Nos conocimos en la universidad y no nos hemos separado desde entonces. 

Y sí, él también está metido en todo este tinglao y se encarga de la parte más técnica, de todo lo que no se ve, pero hace que funcionen el resto de cosas.

Tengo 2 hijas que han nacido en Alemania, pero no son alemanas. 

Solo son “españolas nacidas en Alemania“.

Lo he intentado, pero sigue sin gustarme la cerveza (ni el queso). 

Sin embargo… la Colaweizen (y el jamón serrano) no está nada mal.

Lo confieso. Me he visto todos los programas de los hermanos Scott.

Eso sí, fue antes de ser madre, cuando tenía mucho tiempo libre.

Ir arriba

Antes de irte…

¿Tienes ya la guía? 🎁

En ella te cuento los 3 errores que te están haciendo perder dinero con tu casa rural y cómo evitarlos.

Información básica sobre protección de datos: Responsable: María Largo Martin. Finalidad: Envío de información comercial. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Sus datos serán gestionados a través de FluentCRM de WordPress. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional, en contacto@marialargo.com. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.